Una sola cosa es cierta, que la esclavitud del hombre crece y aumenta. El hombre se está convirtiendo en un esclavo voluntario. Ya no necesita cadenas. Él comienza a encariñarse con su esclavitud, a estar orgulloso de ella. Y esto es lo más terrible que le puede pasar a un hombre



Compartir en



Categoría(s): Citas, Política, Sociedad

También te puede gustar...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *