Nunca te duermas sin un sueño, ni te levantes sin un motivo. Tampoco vivas por nadie que no esté dispuesto a vivir por ti, recuerda que ningún día se parece a otro y que nadie se parece a ti. Sólo hay una persona capaz de hacerte feliz, y esa persona eres tú



Compartir en




También te puede gustar...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *