Alguien me preguntó: ¿Y si yo no quiero ser feliz? ¿Qué hay si quiero ser desdichado? Yo le contesté: Sé desdichado, si eso te hace feliz



Compartir en



Categoría(s): Felicidad

También te puede gustar...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *